Inicio > Rat-Penat Free Riders > Concentración Mineros 2011

Concentración Mineros 2011

Sí, ya sé que hace tiempo que pasó esta concentración, pero no ha sido hasta ahora cuando me he podido sentar para poder dedicarle el tiempo que se merece este evento del mundo de las motos más lejano al que jamás he ido (de momento), y como dice mi madre: “Para hacerlo mal, mejor no lo hagas”. Por lo tanto, pónganse los cascos y arranque los motores (en ese orden) porque nos vamos desde Gandía (Valencia) hasta Puertollano (Ciudad Real), donde los días 26, 27 y 28 de Agosto se celebró la 17ª Concentración Mototurística Mineros 2011.

Quedé con mi gran compañero de ruta Astaroth y, tras estar un rato en un bar de el Real de Gandía comentando e ilusionados por el viaje que se nos planteaba por delante, salimos a eso de las 12 de la mañana rumbo a Castilla La Mancha. Nada más salir de la protección de las paredes de los pueblos y entrar realmente a la carretera pudimos comprobar que aquel viaje no iba a ser para nada fácil. Tanto Astaroth como yo tenemos unas motos custom de 125cc (él tiene una Suzuki Marauder y yo una Yamaha Virago) y los Anemoi (dioses del viento) decidieron complicarnos el viaje con un fuerte viento de cara. Si sumas Motos 125cc+Viaje hacia el interior+viento de cara el resultado es que durante medio viaje las motos iban a 80 km/h y no podíamos pasar de 4ª.

Lilith y Mara en la primera parada

No obstante era una sensación increíble pasarte horas conduciendo, viendo como iba cambiando el paisaje a medida que avanzabas, y el viento, lejos de disuadirnos, nos alentaba a enfrentarnos a él. Durante el viaje fuimos haciendo varias paradas para repostar, pero la parada más significativa fue sin duda en el pueblo de Barrax (muy cerca de Albacete). Nada más tomar el desvío para ir hacia a ese pueblo nos encontramos con una gasolinera abandonada. “Bien, no pasa nada, me quedarán unos 25km de caldo” le dije a Astaroth, por lo que decidimos seguir hacia adelante y parar en la próxima que viéramos. ¿Alguna vez habéis oido la frase de “Ancha es Castilla”? Pues bién, yo lo corroboré en ese momento. Seguimos el camino y nos encontramos con una recta interminable y sin ningún tipo de indicación, los únicos carteles que veía eran los de N-430 con el km en el que nos encontrábamos, a los lados habían unos campos cuyo fin la vista no lograba alcanzar, y ningún indicio de pueblo alguno. En total fueron 20km de recta hasta que apareció de repente la gasolinera de Barrax. No veáis que alivio sentí, esa fue nuestra última parada del día antes de llegar a Puertollano tras haber estado ya más de 5h sobre las motos.

La gasolinera que más he deseado ver hasta la fecha

Entre que llegamos a Puertollano, nos inscribimos y fuimos a la zona de acampada, nos cayó encima la noche. Una cosa que no me gustó de la zona de acampada es que nada más entrar había una amplia zona de arena, que por ser del mismo color que la tierra de alrededor no podías distinguir bien, en la cual Astaroth y yo nos metimos de cabeza. Maniobrando y sin pisar el freno conseguí salir, pero Astaroth no tuvo tanta suerte . Una vez decidimos el lugar para montar la tienda nos tuvimos que ayudar de las linternas y los faros de las motos, pero por fín lo conseguimos. Tras mirar con orgullo mi tienda (la cual me había prestado mi gran amigo Pico y mi gran amiga Clara (Una Erasmus en Sheffield) quedamos con Moni y Cam, dos compañeros del foro Territorio Custom que me presentó Astaroth. Nos dijeron de ir a un pueblo cercano a Ciudad Real y como no, accedimos ¿Que mas da 30 minutos, si llevas más de 6h en la moto ya? El caso es que fuimos (qué frio pasé jeje) y conocimos al tio de Cam. Se vé que la pasión por las motos viene de família, y tuve la ocasión de ver un par de piezas de museo realmente impresionantes. Más tarde, y otra vez de vuelta al recinto de la concentración, estuvimos en la carpa habilitada con música y cerveza de calidad a buen precio (Oktober fest). Se estaba bastante bien pero un par de motoristas (atención que no digo moteros) se empeño en ver quien reventaba antes los cilindros, qué lastima de motos y qué forma de marear al personal. La desgracia es que este no fue un caso aislado, durante la concentración la tónica general era la de unas cuantas “R” haciendo una escandalera de miedo, incluso a las 4 de la madrugada en la zona de las tiendas. No entenderé como los seguratas no hacían nada al respecto contra estas estúpidas competiciones de “a ver quién tiene la polla más grande” y que lo único que hicieron fue amargarnos.

Lilith y Yo disfrutando de las carreteras de Castilla La Mancha

Al día siguiente no había nada programado por parte de la concentración hasta la tarde, por lo tanto me fui con Astaroth a desayunar/almorzar al pueblo de Puertollano. Os diré una cosa, eso sí que eran tapas, pides una caña con algo como unas bravas y sales de allí comido (eso si has tenido el valor de terminártelo). Luego por la tarde había una buena vuelta barítica. En total creo que hicimos unas 3 paradas y en una de ellas probé algo llamado “tumba lobos”. La verdad es que el nombre era muy apropiado, sobretodo porque por poco me quedo allí. Es una mezcladillo de verduras con una salsa que pica una barbaridad. Para colmo, del viento y el viaje tenía los labios completamente cortados y al tocar la herida con el picante os podéis imaginar lo que pasó. Por desgracia, a pesar de que la vuelta por Puertollano era muy bonita siempre hay alguien que la tiene que joder y unos niñatos y niñatas subidos en unas motos de 49cc se metieron en la vuelta y no se dedicaron a otra cosa que hacer el anormal entre las motos (yo mismo casi me la pego con 2 chicas en una Jog), por suerte no fue a más. Otra anécdota con respecto a la vuelta es que cuando salíamos de la 2ª parada un listillo con ganas de montarla se puso a quemar rueda justo por donde pasábamos todas las motos. Pues tuve la mala suerte de que un trozito de caucho ardiendo voló por debajo de mi indice en el justo momento en el que embragaba atrapándolo con mi dedo y quemándome, por supuesto ¿Cómo se puede tener tan mala suerte?.

Moni y Cam a lomos de la vulcan. ¡¡Qué bien sonaba esa moto!! jeje

Pero no todo fue malo durante esta ruta, conocí a un integrante de Motodes, el cual se acerco al ver la senyera que llevaba en mi chaleco, sorprendido de pensar el viaje que habíamos realizado con nuestras pequeñas. Ya después de esto, fuimos a la última parada, una especie de parking al aire libre donde habían contratado una exhibición de piruetas con la moto, muy buena la verdad. Otra vez de vuelta al recinto de la concentración fuimos a cenar y allí volví a encontrarme con miembros de Motodes. Estuve pasando un buen rato con ellos jugando al futbolín junto Astaroth (que por cierto nos pegaron una paliza de escándalo, y conocí a un paisano mio de Gandía. Por la noche llegaron las actuaciones de el Koala y un tributo a Inhumanos. La verdad es que eso no era serio ni agradable, dió la impresión que se lo tomaron a pitorreo y los únicos momentos buenos era cuando la música dejaba de sonar y los “artistas” soltaban 4 gracias. En esos momentos recordaba el 25º Aniversario Big Twin de Castellón con la actuación de Deep Purple. No digo que hagan eso, pero por lo menos unos cuantos grupos de rock buenos que versionen alguna canción conocida. Sin llegar a ver acabar al último grupo nos despedimos de Moni, Cam, su tio y la família que había ido. Todos ellos fueron el motivo de lo que disfruté en esa concentración. Por la mañana, debido al gran viaje que nos esperaba, nos fuimos de vuelta para nuestros hogares.

Astaroth y Moni antes del Bike Show

Parece que para nuestra vuelta el viento se había dado por vencido y decidió no seguir molestando. A nuestro regreso paramos a comer en nuestro querido Barrax (¿Os acordáis?). Y fue allí donde, después de haber estado tanto tiempo por Castilla La Mancha, por fin pude ver un auténtico molino de viento como los del Quijote, una maravilla, aunque me los esperaba más grandes jeje.

Bueno, concluyendo, debo decir que este viaje me ha gustado mucho pero más por la gente que por la organización de la concentración que dejó, desgraciadamente, mucho que desear. Creo que para el año que viene elegiremos otra concentración para probar más suerte, aunque como ya he dicho, para nada me llevo un mal recuerdo, pero fue por las personas que allí conocí.

Espero  que os haya gustado. Hasta la próxima.

Molino de viento

¡¡Gigantes, Sancho!!

Anuncios
Categorías:Rat-Penat Free Riders
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: